Perder grasa sin perder músculo

Perder grasa sin perder músculo

Una de las actuales preocupaciones de todas las personas que cuida su aspecto y su cuerpo es perder grasa sin perder músculo, y es verdaderamente estresante saber que tu cuerpo ha tomado proporciones que poco a poco te has descuidado y querer hacer un programa de ejercicios para incrementar la masa muscular sabiendo que aquella grasa que está demás no te sienta bien.

Para iniciar con un programa que queme grasa debes preocuparte en la cantidad de calorías que estás consumiendo teniendo siempre en consideración de que ella depende de lo que necesita tu cuerpo. No puedes suministrarle más calorías sin ser ésta usada ya que se incrementan los altos niveles de adiposidad y los resultados son notorios.

¿Qué hacer entonces para perder grasa sin perder músculo? Te presentamos tres principios fundamentales que debes considerar para que puedas tener el éxito deseado y son:

Principio #1 Reduce las calorías

Disminuye las calorías pero en forma equilibrada ya que con ello tampoco querrás perder músculo. El funcionamiento del cuerpo es complejo pero se basa en una lógica de la cual tú puedes tomar ventaja: al haber menos calorías el cuerpo buscará las grasas, que viene a ser un combustible para poner a trabajar el cuerpo, esto te ayudará a cuidar tu aspecto físico.

Al realizar esta reducción toma en consideración no excedetse en la reducción de calorías ya que esto producirá problemas como cansancio muscular, daños e índices metabólicos más lentos. Por lo que se recomienda una proporción de 10 – 15% de reducción de calorías y analiza cómo vas reaccionando.

Principio # 2 Aumentar el nivel del ejercicio

Perder grasa sin perder músculo conlleva a incrementar la actividad física del ejercicio, tanto el ejercicio aeróbico de baja intensidad como un plan de entrenamiento más riguroso que promueva el incremento cardíaco ayudando a la quema de calorías de hasta unas 300 calorías por sesión.

Principio #3 Mantener una frecuencia en las sesiones de cardio

Esto se logra gracias al incremento de las sesiones aeróbicas, si antes la duración de las mismas eran de 15 a 20 minutos pues ahora puedes exigir un incremento mayor de 30 a 45 minutos. Éste cambio permitirá quemar grasas siempre que las hagas a baja intensidad. El incremento de este tiempo ayudará a quemar hasta 900 calorías de grasa e intenta hacerlo siempre en ayunas o postentreno que es cuando tus reservas de glucógeno estarán vacías y tu cuerpo utilizará la grasa como fuente de energía.

Os recomendamos que vayáis incrementando vuestro entrenamiento cardiovascular de la siguiente forma:
1er día: con una sesión de 25 minutos
2do. Día: con una sesión de 30 minutos
3er. Día: con una sesión de 45 minutos

De esta manera puedes realizar los ajustes que más se adapten a tu físico.

Con éstos tres principios fundamentales ya estarás listo para poder perder grasa sin perder músculo para estar más a gusto con tu cuerpo. Así que a trabajar y ver los resultados.

fitness entrenador personal

Logo_footer   
     © 2020 Online Personal Trainer